Posts by Dama-Oscura

    Son las 6 am en mi ciudad, el y medio día en España.

    Al servidor español le faltaban 12 horas y al servidor mexicano 18 horas, no me di cuenta en que momento fue pero el evento de vampiros fue recortado, por casi un día completo. Es incomprensible como es posible que estas ausencias de eventos y recortes en tiempo de evento solo ocurran cuando es el evento de luna nueva (beneficio para vampiros), y nos repiten una y otra vez que no hay favoritismo de raza... por estas cosas he dejado de gastar en rocas en este juego. Lamento lo emocionada que estuve por pensar en organizar a mis amigos para el siguiente servidor, veo que no vale la pena seguir con este gasto sin sentido. Buenos dias.


    Dama Oscura

    No veo porque hacer tanto drama por 12 horas, algún inconveniente debió tener el servidor algo ajeno a la administración, solo queda disfrutar el evento y listo,

    Los eventos son neutrales dejen de buscar algo donde no lo hay

    Si hay problema, los eventos de vampiros son los únicos que salen con estos "inconvenientes" los eventos de hombres lobos se realizan con normalidad. Siempre a tiempo, si cae fin de semana lo ajustan para que se realice y nunca deja de haber... los eventos de vampiros tienen problemas para iniciarse, a veces tienen bug y nos suprimieron un evento de la segunda luna nueva de abril haciendo que se realicen 2 eventos de hombres lobo seguidos.


    Que paso aqui?

    No son 48 horas de evento? Nos quitaron 12 horas al evento del servidor de españa... y luego se razgan las vestiduras cuando uno dice que dan preferencia a los lobos.

    Primero nos quitan un evento haciendo que los hombres lobo tengan 2 eventos seguidos y ahora nos quitan 12 horas al evento de vampiros.

    CAPÍTULO VIII


    ¿En que momento me volví espectadora y me vi atrapada en la conciencia de esta niña que vive otra realidad y otra existencia?

    Mientras el tiempo pasaba y observaba a esta Dama Oscura de este otro mundo, me di cuenta del gran afecto que sentía por Monsieur Lestad, sentimientos que el correspondía en silencio, ella continuó su idilio amoroso con Oshadeo, paralelamente tenía una aventura con Tomitus, mientras Monsieur Lestad la observaba, asumo que esta decisión de ella fue lo que le impulsó a dejar el clan, aun a la distancia la seguía cuidando... imperum corporis et animi, imperum corporis et animi, imperum corporis et animi.


    Salí del castillo evitando encontrarme con los vampiros que existían ahí, camine por el bosque tratando de recordar donde estaba la guarida de Monsieur Lestad, camine sin rumbo por algunas horas, me encontré con Tomitus.

    - Hola - dije aliviada al verlo, pensando que podría ser alguien que quisiera lastimarme.

    Tomitus se acerco y me beso, su penetrante olor perruno ingreso por mi nariz y me dio nauseas, empezó a lamer mi cuello levantándome del suelo.

    - Espera - dije tratando de soltarme.

    - La luna llena esta cerca - dijo ignorándome.

    Con su increíble fuerza me levanto y me llevo a una cueva, me desnudó y entró en mi...

    Le clavé las uñas en su gran espalda mientras miraba al cielo y lagrimas de sangre rodaban por mis ojos...

    El se percató y me miró extrañado...

    - Pensé que te gustaba así - dijo besándome.

    - No es eso - dije con la voz ahogada.

    - ¿Entonces?

    - Es que... me da pena decirlo...

    - Dime - dijo apartándose de mi...

    - Es que - dije tapándome la boca con la mano - es muy grande... y grueso... y me lastimas...

    Tomitus se carcajeó al escucharme...

    - Lo hicimos varias veces - dijo dijo limpiándose la cara sin parar de reír - ¿me haz comparado con alguien mas?

    - Yo - me quedé pensando...

    - No... es que...

    - Que extraño que lo digas - dijo empezando a vestirse - nunca te haz quejado de mi...

    - No me estoy quejando...

    - Vístete - dijo dándose la vuelta - tienes que irte... a donde sea que estuvieras yendo...

    - Busco a Lestat... Monsieur Lestad.

    - Esa sanguijuela - murmuró...

    - ¿Sabes donde esta?

    - Claro que se donde esta, todos sabemos donde esta... ¿Cómo es posible que tu no sepas donde esta?

    - Lo olvide - dije sonriendo.

    - ¿Te acuestas con el?

    - ¿Que? ¡NO!

    - ¿Con quien me estas comparando?

    - ¡Con nadie!

    - ¿Y como puedes decirme que lo traigo grande?

    - Es que... yo... - pensando.

    - ¡Responde!

    - ¡No lo sé! ¡Me lastimas!

    - Como puedo lastimarte si llevamos un tiempo haciendo esto...

    - Pues quizá no lo note hasta ahora.

    - Dama Oscura, eres un vampiro, ¿Cómo puedo lastimarte?

    - No lo sé - grité.

    - ¿Estas perdiendo tu inmortalidad?

    - ¿Qué? - dije sorprendida - ¿Es eso posible?

    - No - dijo pensando - vamos por tu sanguijuela... ¡Vistete!

    - ¡No se como hacerlo!

    - ¿Cómo que no? Siempre lo haces...

    Me ayudo a vestir.

    - Estas rara hoy - dijo enojado, se transformo y me subí a su espalda, sujetándome en su pelaje mientras corría, su olor era diferente mientras estaba transformado, mezclado a su olor canino estaba un olor a manzanas y uvas... se detuvo de pronto y me baje, se transformó nuevamente - allá - dijo apuntando hacia un claro.

    Me gire.

    - Si vas en esa dirección encontraras el clan al que pertenece tu sanguijuela.

    - Muchas gracias.

    - Dama Oscura - murmuró...

    Lo miré y sonreí, el me besó de sorpresa.

    - Eres la luna llena que me fortalece cada noche y me impulsa a avanzar.



    * Avance de capitulo, luego lo termino, tengo que hacer.

    El día 01 de abril fue luna nueva y no hubo evento de vampiros.

    Literalmente nos dejaron a los vampiros sin evento.

    He preguntado a varios GA del juego y ninguno supo dar razón del por que se ha suprimido dicho evento.

    No escribí nada antes porque esperaba este momento.

    Llevo varios post indicando que se da preferencia a los hombres lobo, sus eventos empiezan a la hora correcta y ahora tienen un evento exclusivo mas de ventaja.

    Y cuando escribo algo en el foro indicando que se da preferencia a los hombres lobo, los miembros del team se rasgan las vestiduras diciendo que son imparciales.

    Nos dejaron a los usuarios vampiros sin evento exclusivo.

    Han realizado 2 eventos de hombres lobo seguidos.

    Y nadie ha dicho absolutamente nada, tampoco nos dan una respuesta convincente al asunto de como solucionaran tal perjurio.

    CAPÍTULO VII


    Un pasado incierto.


    - ¿Dónde esta? - dijo Dolores entrando a la sala de la casa - ¡Jade! - dijo con la cara llena de sangre - pensé que nunca te volvería a ver.

    - Estoy bien - dije - no entiendo que paso.

    - Desapareciste delante de mi - dijo Dolores - no supe como explicar lo sucedido - tocando mi pelo y suspirando - no importa, ya estas aquí, ahora podemos seguir juntas, todo estará bien - abrazándome.

    En ese momento ingresaron a la casa Gilgam y Gaia.

    - Jade - dijo Gilgam acercándose a mi a abrazarme - me alegra mucho saber que estas bien, creí que no volvería a verte mas.

    Gaia sonreía alejada de mi.

    - Hola - dije sonriendo.

    - Señora, que bueno es verla.

    - También me alegro de verte.

    - Vamos a casa - dijo Dolores.

    - ¿A casa? - pregunte - ¿ya no estamos aquí?

    - Las cosas han cambiado tanto en este tiempo que desapareciste - dijo Dolores - tranquila, estamos mejor.

    Salimos de la casa y carruaje nos esperaba para llevarnos a la nuestra.

    - Entonces, si te dieron el préstamo - dije sonriendo a Gilgam.

    - Pasaron muchas cosas mas - dijo bajando la cabeza.

    - Ustedes me ocultan algo - dije.

    - No por que quisiéramos Jade, pero te lo explicaremos todo.

    Guardamos silencio hasta llegar a la casa, era una casa de una planta, amplia, rodeada de plantas enredaderas, hasta dos metros de alto. una entrada con una puerta de fierro adelante que daba pase a un jardín, entramos con el carruaje, del lado derecho una pequeña casa de dos ambientes que se podían observar desde afuera, por la izquierda un establo para los caballos, a parte de los dos que tiraban de nuestro carruaje, habían dos mas, la casa estaba delante de mi, las paredes de adobe le daban un tono acogedor, bajamos y me quede observando la que seria mi nueva casa, me acerque a la puerta y esta se abrió, un hombre salió a recibirme, sonriendo al verme.

    - Que bueno que ya estén de vuelta - dijo - Lestat esta ansioso por ver a Jade.

    - ¿Lestat? - dije confundida.

    - Te lo explicaremos - dijo Dolores.

    Entramos a la casa, Stergo estaba sentado en un sillón en la sala, mirándome en silencio, como si intentara inspeccionar mi alma.

    - ¿Qué hace el aquí? - pregunte.

    - Te lo explicaremos - dijo Dolores - vamos a tu habitación.

    Me llevaron a un cuarto donde solo había una cama.

    - No hay sarcófago.

    - Jade, hace mucho que no duermes en un ataúd.

    - Tienes razón - murmure - no sé por qué lo dije.

    - Descansa - dijo Dolores - hablaremos mas tarde.

    - ¿Mas tarde? - dije confundida - no.

    Dolores salió de la habitación dejándome sola, intente salir pero cerro la puerta por fuera.

    - ¡Dolores! - grité.

    - Lo siento - respondió - te lo explicaremos todo.

    - ¡Dolores! - repetí - sabes que no me gusta estar encerrada - continué - por favor.

    - Quedate ahí - dijo - y no intentes romper la puerta, es de hierro, la madera solo es por fuera.

    Arañe la puerta y el interior de metal se dejo ver.

    Me senté en la cama cruzando los brazos, enojada.

    - ¡Te odio! - grite - ¡Algún día tendrás que dejarme salir de aquí!

    Me eche en la cama, mire al techo, empecé a hablar sola, a reírme sola, a murmurar, empecé a tener sed... ¿Cuánto tiempo había pasado? ¿un día? ¿una semana? ¿un mes? estando ahí encerrada no lo sabia, no me alimentaban, el tiempo ahí adentro era lento y confuso, los escuchaba afuera, pasar delante de mi puerta, murmurando, cuestionando mi existencia, mi presencia en este mundo, el hecho de haberme desvanecido delante de Dolores y luego aparecer tres meses después, dudaban que yo sea quien digo ser ¿Cómo podía yo no ser yo? El cuerpo dejo de responderme, me sentía pesada, lenta, muy lenta...

    Le puerta de la habitación se abrió.

    Desperté de repente del sopor en el que me encontraba, reaccionando de golpe, me levante de la cama, el cuerpo volvió a responder de repente, era Lestat.

    - ¡Ah! - dije decepcionada - eres tu.

    - ¿Esperas a alguien mas?

    - No - dije suspirando - si a mi esposo, ¿Cómo es posible que en todo este tiempo no me haya buscado?

    -¿Todo este tiempo?

    - ¡Si! - dije molesta - ¿Cuánto tiempo estoy aquí? Un mes, quizá mas.

    - Un día - dijo Lestat - treinta horas, para ser preciso.

    - ¿Que? - Dije asombrada - no puede ser, se sintió mas largo.

    - Era lo que quería que te des cuenta - dijo - tengo que explicártelo, pero será muy complicado.

    - No creo que sea tan complicado después de todo lo que pase... por tu culpa.

    - Ven - dijo ofreciendo su mano - sentémonos.

    Lo observe confundida, mientras el caminaba hacia mi cama.

    - ¿Qué haces?

    - Sentándome.

    - ¿En mi cama?

    - Para poder conversar.

    - Soy una mujer honesta - dije enojada - no me siento con hombres en mi cama.

    Lestat se lo pensó por un momento.

    - Siéntate en la cama tu, yo me quedare parado - dijo.

    Me senté en la cama y el se levanto, me metí dentro de las sabanas.

    - Puedes sentarte - dije dudando - en el borde de la cama - apuntando por donde estaban mis pies - ahí, lejos de mi - dije tapándome con las sabanas.

    Lestat sonrió y se sentó al borde de la cama.

    - ¿Cómo te sientes?

    - Es extraño, no suelo tener hombres en mi habitación.

    - Sigues teniendo el mismo modo de pensar, eso es bueno.

    - ¿Pór que me encerraron?

    - Yo lo pedí.

    - ¿Por que?

    - Mira - suspirando - Stergo, Calanzas y yo, no estábamos seguros de quien iba a regresar y tuvimos que tomar precauciones.

    - ¿A que te refieres con que no sabían quien iba a regresar?

    En ese momento se abrió la puerta de la habitación y entraron Stergo ingreso acompañado del sujeto que nos recibió cuando llegue.

    - No nos hemos presentado - dijo haciendo una reverencia - soy Lord Calazans de Braganza.

    - Un placer.

    - Así que... ya volvió - dijo Stergo - ¿ya le dijiste?

    - Estaba por hacerlo - respondió Lestat.

    - Pues apurate - dijo Stergo.

    - De no haber interrumpido, podría hacerlo.

    - Tiene que saber lo que le va a pasar de ahora en adelante - continuo - mientras mas tardes, se va a complicar mas.

    - ¡Podrian callarse! - grite - tu - apuntando a Lestat - dime de que estan hablando.

    - Esta bien, todo lo que tu vas a vivir de ahora en adelante, es nuestro pasado, nosotros ya lo vivimos y queremos cambiarlo.

    - ¿Espera que? - dije frunciendo las cejas - ya no entendí nada, ¿de donde vienen ustedes?

    - De donde - dijo Lestat.

    - Y de cuando - completo Calazans.

    - Mira, Jade - dijo Lestat - nosotros, no somos de este mundo, como pudiste darte cuenta, nos pasamos décadas, sino siglos investigando...

    - ¿Qué investigaban?

    - Viaje en el tiempo - respondió Lestat.

    - Mezcla de razas - dijo Stergo.

    - Realidades paralelas - dijo Calazans.

    - ¿Y lo lograron? - dije sonriendo.

    - Cuando apareciste esa noche en mi guarida - dijo Lestat - cambiaste mi existencia, supe que podía al menos enviar mi conciencia al pasado.

    - Yo me pase mas tiempo investigando nunca llegamos a conocernos, a la otra Dama Oscura, pero conocí a Lestat, el me hablo tanto de ti que... tenia curiosidad, quería conocerte entonces se lo propuse, si lográbamos hacer que te conviertas en una hibrido, justo antes de tu muerte... quizá lograrías sobrevivir.

    - ¿Y tu? - apunte a Calazans.

    - Yo era compañero de Sylvanas, tu apareciste en nuestro clan un día, la conquistaste y luego así como apareciste, desapareciste, cuando Lestat se entero de lo que era Sylvanas, quiso atraparla, estaban buscándola con Stergo, Sylvanas para escapar de ellos te busco en el pasado para alertarte que no los ayudes y ellos me obligaron a rastrear a Sylvanas, pero no hice el ritual correcto, en realidad no esperábamos llegar a esta realidad, yo esperaba llegar al pasado pero en una época donde Sylvanas no existiera aun, pero en vez de eso, llegamos aquí.

    - Entonces ustedes dos son amigos - dije apuntando a Stergo y Lestat - y tu - dije apuntando a Calazans - eres prisionero de ellos.

    Se miraron.

    - Algo así - respondió Calazans.

    - ¿Cómo que algo así?

    - De alguna manera, viajamos al pasado, al tiempo en que empezaron tus viajes a nuestro mundo - dijo Stergo - No entendemos como empezaste a viajar ni porque lo haces, pero viajaste al menos cuatro veces, tus viajes ayudaron en la investigación de Lestat y creemos que por eso moriste.

    - No entiendo.

    - Tu, tu conciencia - dijo Lestat - viaja al mundo de nuestra Dama Oscura, me ayudaste con mi experimento para viajar en el tiempo y cuando mis enemigos lo descubrieron... te mataron.

    - Entonces... la muerte de tu dama oscura, es mi culpa.

    - Algo así - dijo Stergo - lo vas entendiendo.

    - ¿Y por que están aquí?

    - Queremos saber, como es que viajaste por primera vez.

    - No lo se - respondí.

    - ¿No recuerdas?

    - Estaba con Dolores y... desaparecí.

    - ¿Pero que hacías con Dolores? - pregunto Stergo.

    - No me acuerdo.

    - ¡Piensa! - dijo enojado - esto es importante para nosotros, queremos volver a nuestro mundo.

    - Yo no tengo la culpa de lo que hicieron ustedes - dije enojada - yo estaba tranquila en mi vida hasta que ustedes dos aparecieron, y... ¡lo arruinaron todo! - grité.

    - Creo que no lograremos nada de ella - dijo Calazans.

    - Entonces no podremos regresar - dijo Stergo.

    - Encontraremos la forma - respondió Lestat.

    Stergo salió de la habitación enojado, Calazans se quedo en silencio y Lestat se levanto de la cama.

    - Bueno, tenemos que irnos - dijo mirando a Calazans.

    - Vámonos - dijo bajando la mirada.

    Salieron de la habitación.

    - Oye - le dije a Lestat - no tengo que quedarme aquí, ¿verdad?

    - Si tienes - respondió - tengo conocimiento de al menos tres viajes mas tuyos y si sigues apareciendo allá, causaras tu propia muerte.

    - Pero yo no soy ella.

    - Pero ella es MI - se quedo callado momento - no quiero que ella muera, así que debo impedir que viajes de nuevo y si tengo que encerrarte para lograrlo, lo haré.

    - Lamento que las cosas hayan terminado así para ti - respondí - pero sea lo que sea que haya pasado, no es mi culpa.

    Lestat y Calazans salieron de mi habitación, me eche en la cama enojada.

    Cerré los ojos, me sentía extrañamente cansada. Una luz iluminó mi habitación, oscuridad.


    Dama Oscura